Testimonios

Un placer acompañar a todas las personas que llegan a mi, hacia una vida más plena y consciente, introduciendo gratitud y coherencia. A veces, es tan sencillo como aprender a aquello que nunca nos han enseñado: identificar qué nos da y nos quita energía, abordar situaciones que arrastramos, escuchar nuestro cuerpo, darle coherencia a nuestras emociones y aprender a querernos tal como somos. Aquí tienes algunos testimonios:

“Me he sentido muy cómodo con Irene, y siempre comprendido en todas las situaciones. He podido expresarme con total confianza y naturalidad. El proceso de terapia me ha ayudado principalmente a afrontar el problema y las consecuencias. Conseguí entenderlo todo y encontrar la solución. A través de las técnicas de Mindfulness he aprendido a conocerme muchísimo a mi mismo, y a saber como se comporta mi cuerpo y mi mente en determinadas situaciones en la vida cotidiana.”

P.I. 32 años (Psicoterapia)

“A través del programa he cambiado mi relación conmigo. Ahora es mucho más positiva, ya que poco a poco voy adquiriendo hábitos mejores y eso hace que me sienta orgullosa de mi misma. La amabilidad hacia mi misma ha sido fundamental ya que siendo amable contigo misma se consiguen muchas más cosas que castigándote. Desde la primera intervención he ido aprendiendo como calmar la ansiedad por otras vías, y poco a poco interiorizando en la atención plena, probando nuevos alimentos y haciendo ejercicios de respiración. Desde la primera sesión comprendí que la ansiedad no es hambre, que es algo que se puede controlar, poco a poco fui aprendiendo gracias a las sesiones, maneras de controlar la ansiedad y, aunque a día de hoy no puedo controlarla por completo son muchos los pasos he ido dando para controlar estos impulsos, y he avanzado mucho.” 

J. G. 45 años (Alimentación Consciente)

Mi relación con la comida ha cambiado por completo en todos los aspectos. De los más importantes para mí, en primer lugar ha sido el tener la mente mucho más abierta a variedad, y en segundo lugar, en cuanto a la ansiedad el papel amable ha sido clave, me he transmitido mensajes a mi misma positivos. Por ejemplo si un día me daba un impulso me he dicho a mi misma cosas como “mañana puedes volver a intentarlo” “no es el fin del mundo haber comido un día un poco más” o “un capricho no tiene importancia, ya que te estás alimentando bien el resto del día” en vez mensajes como “otra vez me siento hinchada, nunca lo conseguiré” o “otra vez te has comido todos los cereales, así jamás cambiarás. Mi relación con el cuerpo ha cambiado considerablemente ya que me siento con mucha más conexión que en el pasado. Intento alimentarme bien, con mucha más fruta y verdura y me siento mucho más enérgico. Hago deporte y el cuerpo me agradece cada alimento que le doy.”

M.R. 23 años (Alimentación Consciente)

“Durante la intervención Irene me ha hecho sentir primero esperanza y luego la alegría de ir superando la depresión. He aprendido a distanciarme de los pensamientos negativos y a ver las cosas importantes de la vida. Con las práctica de Mindfulness o atención plena he aprendido a gestionar mis emociones y pensamientos, que de un modo natural se han vuelto más positivas.”

M. J. L. 43 años (Psicoterapia)

 

“El adentrarme en el mundo del mindfulness me ha aportado mucho en mi vida y me seguirá aportando. Me ha hecho conocerme mejor a mí misma, buscando en mis adentros lo que a veces no ves, o ni sabes que existe. He aprendido a usar mi respiración como una fuente de concentración y una herramienta de apoyo en mi día a día. A saborear más los momentos siendo consciente del momento presente. Salir de mis pensamientos, de ese mundo paralelo que tenemos, y sentir más mi cuerpo que me ayuda a centrarme en la realidad. Con las prácticas he hecho que mis preocupaciones o momentos de estrés disminuyan, tanto en el trabajo y en mi vida personal, entendiendo que lo que puedo controlar y vivir es el ahora, lo que me está pasando y no agobiarme y estresarme tanto por el mañana.”

P.L. 32 años (Iniciación a Mindfulness)