Mindfulness: Gestiona el estrés y potencia tu salud

Bambú

Suena el despertador y un día más comienzan las obligaciones, las preocupaciones, el estrés… A veces ese estrés se traduce en el tráfico, otras en los e-mails, los jefes, los clientes, la familia, las facturas… Incluso en ocasiones es todo a la vez. Sea lo que sea, vivimos con la sensación de que siempre hay algo que altera el equilibrio, reacciones automáticas que se apoderan de nosotros, pensamientos en los que nos quedamos enganchados, tensiones que nos inundan. Todo ello, sumado a la tendencia de la multitarea, a un hacer compulsivo, un ritmo frenético que no nos permite parar a respirar y observar, vivir desde un estado mindfulness.

Hemos olvidado lo que es estar presentes, conectados en mente, cuerpo y corazón. Sin hacer, simplemente ser. Vivimos así, sin darnos cuenta de que cada instante que no estamos presentes, es un instante de vida que no vivimos: un alimento que no saboreamos, una conversación que no escuchamos, una caricia que no sentimos… Este estilo de vida  solo deja vacío dentro de nosotros. Estar presentes nos nutre no solo de vida, sino de la satisfacción de vivir y de estar vivos. Y esto solo depende de nosotros. No del jefe, ni la pareja, hijos amigos… ¿Cómo? Siendo conscientes del aquí y el ahora.

¿Qué es Mindfulness?

Mindfulness es prestar atención de manera deliberada al momento presente, aquí y ahora, siendo totalmente consciente de lo que sucede tanto en nuestro interior: mente, cuerpo y corazón; como fuera, en el entorno. Atender sin juicios, ni críticas, con curiosidad y aceptación. Esta habilidad supone un gran cambio en la forma de relacionarnos con la vida y por tanto de experimentar nuestro momento a momento. En definitiva, significa recuperar el bienestar y comenzar a vivir una vida plena a pesar de este mundo frenético.

Beneficios de practicar Mindfulness

  • Mayor satisfacción personal y aceptación hacia sí mismo: aumenta los niveles de afecto positivo, reduce las preocupaciones y la rigidez mental, mejora la gestión emocional, favorece la aceptación de uno mismo y la autoestima, fomenta la consciencia y libertad a la hora de responder a las necesidades personales y demandas del exterior, rompiendo con reacciones automáticas que afectan a nuestro bienestar.
  • Reduce el estrés y potencia la salud: mejora el sueño, favorece estados de calma y serenidad, previene enfermedades cardiovasculares, dolor crónico, etc;  y trastornos como la depresión, ansiedad, de la conducta alimentaria…
  • Incrementa el rendimiento y productividad: mejora la atención y la creatividad, la capacidad de estar presente y focalizado en la tarea, la memoria de trabajo, la agilidad mental y la claridad a la hora de responder a las demandas y resolver problemas con eficacia.

¿A quién va dirigido Mindfulness?

Todo el mundo puede beneficiarse de los frutos procedentes de cultivar la práctica de Mindfulness, pues todos tenemos la capacidad de estar presentes. Para recuperarla solo es necesario entrenarla. Cualquier momento y lugar es bueno para practicar la atención plena o Mindfulness, de manera que sea cual sea la situación en la que estás, tienes acceso a esa fuente de equilibrio y serenidad.

Pide tu cita:

Si definitivamente quieres aprender a gestionar tu estrés y lo que lees conecta contigo, no esperes más y pide tu consulta por AQUÍ o escribiéndome a irene@bienestarpleno.es

Psicóloga de profesión, viajera de vocación y soñadora por defecto. Experta en Mindfulness e Inteligencia emocional. Me dedico al ámbito del bienestar y el desarrollo personal, promoviendo un estilo de vida, basado en la evidencia científica, que nos ayude a sentirnos en equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *