Brainspotting: Integra tu pasado y avanza en tu presente

cielo estrellado

¿Te has preguntado alguna vez por qué la historia se repite? Siempre aparece ese patrón que te hace sentir mal contigo mismo, que te frustra y nunca desaparece de forma definitiva. Esas heridas del pasado que se reviven en tu presente y no te permiten avanzar en tu vida con la libertad que tú querrías.

El pasado que se repite en nuestro presente

La infancia, es la etapa de mayor vulnerabilidad y en la que tenemos menos recursos internos para hacer frente a las situaciones. En estos momentos el sistema nervioso es totalmente permeable para adaptarse a las demandas de nuestro entorno. Es así a través de las primeras relaciones con los otros, que se va esculpiendo nuestro “cerebro emocional” y quedan programados los patrones que iremos desplegando de forma automática ante situaciones similares.

Cerrar las heridas del pasado

En base a nuestros recursos personales (carácter) y en función de aquellos comportamientos que nos acercaron al afecto y atención del otro, construimos nuestra identidad. Una identidad, que responde al reflejo de que aquello con lo que los otros nos identificaron, en función de lo que esperaban de nosotros, y que arrastramos con los años. Aprendimos a reconocer aquellos comportamientos que  nos hacían sentir pertenecientes, aceptados y queridos por aquellos que nos traen al mundo y nos cuidan; y negar esos aspectos de nosotros que fueron rechazados. Todos llevamos experiencias dolorosas en nuestra experiencia y son estas heridas las que hacen que nuestro pasado siga repitendose en nuestro presente.

El amor, ese motor de vida por el que estamos dispuestos a entregarlo todo, hasta nuestra salud. Sin darnos cuenta, vivimos con ese traje que un día, cuando éramos pequeños, otros nos pusieron sin preguntar. Un traje que nosotros mismos mantuvimos y hoy en día hacemos malabares para mantenerlo, siempre con el mismo fin: sentirnos amados para poder amarnos. No sentirnos amados duele, pero mantener ese traje nos hace sufrir. A medida que crecemos acaba quedando pequeño, y es ese el momento de agradecerle su función y cambiarlo por otro nuevo que se adapte a lo que somos hoy.

¿Qué es Brainspotting y cómo puede ayudarte?

Brainspotting es un método de neuroprocesamiento emocional que permite a la persona integrar a través de la calma, la seguridad, el amor y la consciencia, esas experiencias dolorosas y traumáticas que están por debajo de esos patrones que siguen repitiéndose. Esta técnica focalizada en el  “cerebro emocional” le permite a la persona autorregularse y desprogramar ese patrón que en su día fue necesario, pero a día de hoy no lo es.

Al trabajar a nivel neurobiológico directamente sobre los centros donde quedan almacenados los recuerdos, tiene una eficacia muy alta y duradera. Sus beneficios influyen a todos los niveles:

  • Conductual: mejorando el rendimiento y pudiendo soltar aquellas reacciones disfuncionales.
  • Emocional: liberando bloqueos, y procesando experiencias dolorosas.
  • Corporal: sobre las sensaciones físicas o síntomas en los que se habían quedado enraizadas esas experiencias.

Pide tu cita:

Si te sientes identificado y consideras que podría ayudarte, no esperes más y pide tu consulta AQUÍ o escríbeme a irene@bienestarpleno.es

Psicóloga de profesión, viajera de vocación y soñadora por defecto. Experta en Mindfulness e Inteligencia emocional. Me dedico al ámbito del bienestar y el desarrollo personal, promoviendo un estilo de vida, basado en la evidencia científica, que nos ayude a sentirnos en equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *